Museo Costumbres Populares

( lugares / Europa / Espana / Andalucia / Sevilla / Sevilla )

Dentro del inmenso parque de María Luisa junto a la Plaza de España tenemos dos museos gratuitos (para residentes en la Unión Europea) que son Museo Arqueológico y el Museo de Costumbres Populares.

Magnifico edificio sobre todo su fachada donde encontramos una colección fantástica de arte y costumbres populares para apreciar y sobre todo darnos cuenta de que lo que se hacía antaño ya no se hace ni de lejos igual ni con la calidad y especialmente esmero y dedicación como se ahora.

Dentro de toda la colección destacaría los ganchillos, los encajes con esas simetrías que tanto me gustan, esa replica de la Giralda (creada por lo internos del antigua centro penitenciario Sevilla I) justo en el centro de la escalera de caracol (una pena que no se permitiera subir a la planta superior) y ya en la planta inferior esa colección de juegos antiguos así como esas reproducciones de oficios.

Como anécdota curiosa como coleccionista de retro informática de 8 bits el ganchillo es el precursor del Pixel Art de nuestras abuelas hecho muchos años antes de cualquier atisbo de tecnología. También me resultó curioso el Cinexin justo en la entrada.

La página oficial es: www.museosdeandalucia.es/cultura/museos/MACSE

Historia

El Museo de Artes y Costumbres Populares de Sevilla fue creado en 1972. Es un museo de titularidad estatal gestionado por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. Su instalación en el Pabellón Mudéjar de la Plaza de América se debió a la cesión de uso de este edificio, primero parcial y luego completa, que hizo al Estado el Ayuntamiento de Sevilla.

La finalidad del museo se resume en la prestación de un servicio público de carácter cultural concretado en mostrar a sus visitantes la riqueza y variedad de la etnografía de la zona en que se halla enclavado este centro. No nos referimos sólo a los objetos y utensilios que forman parte de nuestra cultura tradicional sino también a las costumbres, saberes y maneras de vivir en general en que se incluyen esos objetos y utensilios. En nuestro caso se trata de enseñar a nuestros visitantes que la cultura de un pueblo no es un objeto inmóvil, sino una sucesión dinámica de fórmulas de vida que van cambiando en un proceso a veces lento y a veces rápido, según se trate de estructuras fundamentales del tejido social o de fórmulas más superficiales sujetas a ritmos rápidos como las modas de vestir o de divertirse.

Pero tal vez el mensaje más elaborado y apreciable que el visitante pueda esperar de este tipo de museos, es el de que la identificación con lo propio, que no debe pasar por el desprecio de lo ajeno. El respeto por la diversidad cultural se cimienta en la reflexión sobre las diferencias culturales y los museos etnográficos y antropológicos han ayudado desde el siglo pasado, a difundir esta idea entre los ciudadanos, combatiendo peligrosos tópicos creados sobre las diferencias raciales, lingüísticas o económicas.

El Edificio

El edificio data de 1914 y forma parte del conjunto de las tres grandes edificaciones que componen la Plaza de América, diseñada por el arquitecto sevillano Aníbal González para la Exposición Ibero Americana de Sevilla de 1929. Su estructura interna sigue una simetría perfecta con el eje en la mitad de la fachada, y su disposición en grandes salas lo convierte en un edificio idóneo para la exposición museográfica.

Como muchos otros edificios de la ciudad construidos por el mismo arquitecto, el Pabellón se encuadra en el movimiento arquitectónico regionalista que intenta recuperar ciertos estilos y materiales propios de épocas consideradas gloriosas de la ciudad, entre ellos el estilo neomudéjar que se caracteriza por la fusión de elementos orientales (mozárabes, califales, nazaríes y almohade) con otros de origen europeo.

El edificio tuvo muy distintos usos desde su construcción hasta que el 23 de marzo de 1972, el Ministerio de Educación y Ciencia publica el Decreto de Creación del Museo de Artes y Costumbres Populares de Sevilla, que se constituye como una sección del Museo de Bellas Artes. En dicho decreto se establece que el museo se instalará en el Pabellón Mudéjar. Ese mismo año, José Galnares Sagastizábal adapta el edificio para ubicar en él el museo, que abrió sus puertas al público el 4 de marzo de 1973.

El 26 de marzo de 1980 el Ayuntamiento adopta en Pleno el acuerdo de cesión de uso de la totalidad del edificio, con el compromiso del Ministerio de acondicionarlo. La cesión tiene carácter indefinido mientras el edificio se use como sede del Museo de Artes y Costumbres Populares. En febrero del año siguiente, el Ministerio encarga a Fernando Villanueva Sandino la redacción del Proyecto de Obras de Conservación y Restauración del Museo. La reapertura del mismo en 1984 coincide con la transferencia de la gestión de los museos de titularidad estatal a la Comunidad Autónoma de Andalucía y con la firma del convenio de gestión, el 18 de octubre de 1984.

NOTA: Texto de la historia y del edificio sacado íntegramente de la página oficial del museo.

Modificado el 13 Febrero, 2016
Creado el 31 octubre, 2015
   

Compartiendo conocimiento desde 1995 - I.M.D. I.M.D.